Spring is coming!!!

centro-de-yoga-en-mostoles-respirayoga-primavera

Ya se nota, ya se siente….Se aproxima la primavera. Spring is coming!!

Lo vemos reflejado en los días que son más largos, en este clima cambiante, la calima de estos días, calor, lluvia, fresco y noches frías, y también lo podemos verlo en nuestra energía.

Por un lado, nos surge un sentimiento de alegría ente los días largos y el fin del invierno, y por otro lado, podemos notar lo que llaman “astenia primaveral”, que no es más ni menos que la adaptación de nuestro cuerpo al cambio de estación.

Formamos parte de la naturaleza y al igual que la luna y sus estaciones determinan en el número de niños que nacen, nos explican el funcionamiento de las mareas, incluso puede producir insomnio cuando está en luna llena en determinadas personas, el sol también nos condiciona.
Aquí me gustaría contaros que La primavera se engloban dentro de los equinoccios que el momento en el que el Sol está situado en el plano del ecuador y la duración del día y de la noche es la misma en toda la Tierra aproximadamente.

 

centro-de-yoga-en-mostoles-respirayoga-blog-primavera-mareas

Por el contrario, los solsticios marcan el comienzo del verano y del invierno, el Sol alcanza la máxima declinación, proyectando su luz sobre la máxima latitud geográfica de la Tierra y marcan el día más largo del año, en el caso del solsticio estival, y el día más corto del año, en el de invierno.

Energéticamente hablando, el invierno el frío exterior y las inclemencias nos induce a un estado de búsqueda más interior, de introspección y en cierta manera estar con nosotros mismos y ahora la primavera simboliza el florecer y el renacer de la vida.

¡¡¡La vida se expande mostrando todo su esplendor!!! Y esa mismo florecer se refleja en nosotros, invitándonos a expandirnos también nosotros.

 

centro-de-yoga-en-mostoles-respirayoga-primavera- blog

Dentro de nuestras clases de yoga, siguiendo los 8 pasos de Patanjali, hemos ido haciendo un recorrido por la energía que necesitamos en cada estado y ahora nos encontramos trabajando la parte más espiritual, los chakras 4º, 5º, 6º y 7º.

Florecer, Abrirse a la vida, ¿Qué posturas te sugieren más esta cualidad? Flexión, Extensión, Invertidas, Lateralización, Torsión..

Sin duda las posturas que primero nos vienen a la mente son las posturas de extensión. En ellas la espalda se arquea extendiendo los músculos de la espalda, toda la parte posterior del cuerpo trabaja para abrir la parte del tórax, fortaleciendo los músculos de la espalda y haciendo a nuestra espina dorsal más flexible.
Las posturas de extensión, nos permite sentir mayor amplitud pulmonar y energéticamente nos aporta esa cualidad de apertura, confianza y seguridad ante la vida. Además, esta apertura permite a los pulmones llevar más oxígeno al cuerpo, y nos aporta más energía al introducirlas en nuestra práctica.

Las posturas de extensión o las odiamos o las amamos, sobre todo dependerá de cómo se encuentra nuestra espalda.
Para empezar a practicarlas debemos darnos cuenta de que el gesto de extender la parte superior de la espalda hacia atrás, tiene un efecto inmediato en la curvatura del sacro, por lo que proteger la zona lumbar es de vital importancia.
Hoy te explico una postura con la que puedes empezar a sentir la relación de la lumbar y apertura del pecho sin que sea demasiado intensa.

Se trata de la Esfinge o ARDHA BHUJANGASANA

centro-de-yoga-en-mostoles-respirayoga-asana-esfinge

 

Como siempre te diré estas posturas son intensas si tienes algún problema de espalda o lumbar por lo que siempre pregunta a tu profesor antes de aventurarte a este tipo de asanas.

Se trata de una postura conocida como la media cobra ya que al apoyar los antebrazos y los codos hace que la postura sea menos intensa.
Para hacerla colócate boca abajo toma un par de respiraciones para sentir primero tu espalda y la respiración. Puedes hacer una almohadita con tus manos y apoyar tu cara para sentir mejor tu respiración en la zona baja costal.

Luego coloca las piernas estiradas proyectadas y firmes hacia los pies, siente como tu pubis presiona ligeramente la esterilla protegiendo la zona lumbar y luego levantas la zona superior de la espalda, cuello y cabeza y apoyas los codos en línea bajo los hombros que mantienen la postura y los antebrazos.
El pecho se abre por delante, en ese arqueo que facilita la flexibilidad y el tono muscular de la espalda, la mirada hacia el horizonte, hombros lejos de las orejas y mantenemos la postura de 7 a 10 respiraciones para volver a bajar al suelo y volver a colocar las manos como almohadita para la cabeza.

Para hacer la más suave, puedes adelantar un poco los codos que hará que baje un poco tu postura y también puede abrir un poco las piernas.

Posturas más suaves con las que empezar y que nos sirven para preparar esta postura:
El gato en inhalación ya en sí es una postura de extensión:

El gato apoyando los antebrazos. Más suave y sobre todo al hacerlo en movimiento fluye más en el movimiento.

 

En el próximo post seguiremos hablando de más posturas de extensión.

Recuerda que nos puedes seguir en Facebook https://www.facebook.com/respirayogamostoles y en Instagram respirayoga_mostoles y si quieres recibir las notificaciones de nuestro boletín mensual no dudes en escribirnos a info@respirayoga.es para añadirte en nuestro listado de suscriptores

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*