¿Sabes dónde respiras?

centro-de-yoga-mostoles-respirayoga-persona-respirando

 

Vaya pregunta que os lanzamos hoy ¿eh?  Pues sí, porque la caja torácica, aunque es una única estructura puede centrarse a través de nuestra respiración en diferentes zonas.

Para nosotros en Respira Yoga es importante que entiendas como funciona tu respiración para que en las clases puedas observar mejor donde ocurre al practicar en las diferentes asanas, así que hoy toca un poco de teórica.

Como bien dice su nombre, nuestra caja torácica es como una caja constituida por la columna vertebral y saliendo de ella hacia delante, las costillas y en el centro el esternón. Esta estructura protege dos órganos fundamentales, el corazón y los pulmones, y según inhalamos y exhalamos, toda ella se adapta al movimiento.

 

centro-de-yoga-mostoles-respirayoga-caja-toracica-costillas

 

Por eso es tan importante sentir que nuestra caja torácica está relajada y libre, ya que influirá de manera determinante en ese espacio de nuestros pulmones y corazón y su salud depende de una buena base postural y como ya vimos en el post inicial, de una energía equilibrada.

Teniendo esto en cuenta puede ser interesante que observes primero como es tu caja torácica, contando desde la clavícula y hombros hasta las costillas flotantes abajo. Te invito a que observes si tus hombros están un poquito rotados hacia dentro, o hacia afuera. Solo observa. La observación es tan importante que la práctica en sí. Incluso también te animo a que toques tus costillas, tu esternón e identifiques tu propia estructura. Puedes observar si tus hombros están rotados un poco hacia dentro o si están en línea.

A mí me gusta la similud de la respiración con la imagen de inflar un globo, primero se llena la parte baja y desde ahí se ensancha por los lados hasta que se llega la boquilla. Así ocurre con nosotros.

 

centro-de-yoga-mostoles-respirayoga-zonas-de-repiracion

 

La primera respiración de la que te voy a hablar es la que ocurre en zona baja costa o conocida como abdominal. Hace años en las clases de yoga se indicaba que se respirara con la tripa, para indicar que nos enfocáramos en esa zona. Años después se cambió esta indicación ya que muchos acabábamos sacando la tripa hacia afuera, ¡como si los pulmones llegaran hasta allí! y eso al final producía distensión de los músculos abdominales perdiendo el tono subumbilical .

Cuando realizas esta respiración, notas que lo que ocurre es que el aire llega a la zona baja de las costillas activando los músculos del diafragma que empujan hacia abajo los músculos abdominales y este gesto hace un masaje en las vísceras. Además produce un efecto relajante, disminuyendo la ansiedad y la sensación de “nudo de estómago”.

Así que este tipo de relajación es el indicado cuando buscamos estar relajados y hay serenidad en nosotros. El impulso del movimiento que produce el diafragma, favorece el riego sanguíneo y estimula el movimiento del corazón. Esa constante actividad del diafragma que te contaba antes realiza un buen masaje a los órganos de la cavidad abdominal, favoreciendo el tránsito intestinal.

nuestra segunda zona respiratoria sube a la cavidad torácica en la zona media pulmón, y se suele llamar respiración media-costal y contribuye a mejorar la flexibilidad pulmonar y a sentirnos serenos. Suele darse en las prácticas de yoga, donde se respira lenta y pausadamente y es posible llenar bien los espacios torácicos. Además, hace que nuestra glándula timo se suavice y la zona media de nuestro pecho se vuelva más dulce sin tensión. Esta respiración es la que solemos utilizar en nuestra vida cotidiana para trabajar ya que la capacidad pulmonar es amplia y se favorece la actividad corporal.

Y por último tenemos el llenado de la zona más alta, en la zona de la clavícula y hombros. Es una zona que no coge mucho aire y que ocurre de manera aislada cuando estamos nerviosos, con ansiedad, preocupados . También se da en mujeres embarazadas, sobre todo en los últimos meses, cuando el bebé ocupa la mayor parte de la cavidad abdominal y no permite trabajar al diafragma de forma correcta.

Este tipo de respiración cuando se produce por sí sola no aporta nada realmente, y no es muy beneficiosa porque supone un bloqueo de las otras dos áreas,  pero sí es interesante que la conozcas como espacio respiratorio que forma parte del conjunto de la respiración fisiológica o completa, que consiste en llegar primero la zona baja costal, luego la media y por último la parte alta y deshacer o bien haciendo el recorrido inverso o bien soltando el aire activando la zona abdominal para que sea mas energizante.

Esta respiración tiene grandes beneficios ya que con una mayor amplitud de respiración, aumentamos la capacidad pulmonar, oxigenamos bien la sangre, estimulamos el corazón y la circulación sanguínea y la sensación de expansión aporta serenidad y relajación.

Como ves, la respiración es en sí mismo un universo increíble y por eso en este mes intentaremos acercarte algunas prácticas para que descubras donde respiras y como es tu respiración de manera habitual.

En nuestro canal de youtube como en Instagram subiremos en breve unos vídeos para que te familiarices con estos conceptos que he descrito en este post, porque al final de lo que se trata no es tanto de saber sino de experimentarlo en ti.

Te animo a que nos cuentes donde Respiras más habitualmente en los comentarios y te iremos más cositas próximamente.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*